El Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés) es un reglamento por el que la Unión Europea (UE) tiene la intención de reforzar y unificar la protección de datos. El objetivo de GDPR es simplemente dar control a las personas de sus datos personales. Pese a que el estatuto fue admitido el 27 de abril de 2016, se convertirá en un hecho a partir del 25 de mayo de 2018.

Sin embargo, el acercamiento de la fecha pone a muchos dueños de páginas web en un estado de alarma. Esto se debe a que se habla mucho sobre reglas y multas para aquellos que no acaten la norma.

Los empresarios y usuarios deben entender dos cosas. La primera es que, la UE solo quiere que las personas tengan más control sobre la utilización de sus datos personales, tomando en cuenta que muchos portales empresariales, como por ejemplo, Facebook y Google, obtienen información personal para el uso de sus servicios. Y la segunda, busca dar a las empresas un entorno jurídico claro y simple.

Podemos encontrar mucho contenido de GDPR que sugiere agregar formatos en su página web, como casillas de verificación, indicaciones y pasos adicionales. Si bien todo esto es cierto, siempre hay que buscar la manera de hacer cumplir las leyes sin renunciar a la buena experiencia de tus visitantes ni a tus tasas de conversión.

Primero, hay que esclarecer algunas dudas:

No hay que tener miedo

Si eres dueño de una pequeña empresa, reiteramos que, no eres el objetivo principal del Reglamento General de Protección de Datos. Recalcamos que el Reglamento General de Protección de Datos solo trata del procesamiento de datos privados de las personas en línea. El objetivo principal de esta ley, es regular la gran cantidad de datos que procesa las grandes empresas, especialmente aquellas que obtienen dinero vendiendo o transfiriendo datos recopilados de las personas.

Volvemos a los ejemplos de Facebook y Google.

Los medianos emprendedores y los propietarios de sitios web obtienen muy poca información de datos de usuario. El que tenga algunas casillas de formularios no significa que la justicia llegue precisamente a acorralarte. Además, hay que tomar en cuenta que algunos de los datos considerados privados por la GDPR, indican las direcciones IP, información económica, información cultural o condición mental.

¿Multas grandes por incumplimiento?

De infringir el reglamento, se habla de sanciones de hasta 20 millones de euros o de lo contrario, o el equivalente del 4% de la facturación general anual de la empresa. Sin embargo, Elizabeth Denham, Comisionada de Información del Reino Unido, considera que es “alarmista” y que “esta ley no trata sobre las multas. Concentrarse en las grandes multas hace grandes titulares, pero pensar que el Reglamento General de Protección de Datos va sobre el castigo financiero es perder el foco”.

En ese sentido, se puede decir que si tu sitio no cumpliese son los estatutos, las multas no sería lo primero en la lista de la UE.

El proceso esperado para las páginas webs no conformes es similar a: que el usuario aborde el problema directamente con los administradores del sitio.

Ejemplo, un usuario puede pedir que vea, cambie o se elimine sus datos privados. De no cumplir esta petición, el cliente puede escalar el hecho a una queja, lo que llevaría a un proceso con la Agencia de Regulación de Datos, empezando por un aviso informativo. De no cumplir con éstos, las multas serían el último recurso.

No hay que tener miedo precipitado. Algunos errores se pueden corregir para mantener todo en orden.

Obstáculos que todavía se deben superar

Ya teniendo una idea de cómo es el funcionamiento de estas regulaciones de protección de datos que influyen en tu negocio y que no es tan perturbador como se pensaba, podemos respirar un poco y continuar.

Incluso con todo lo manifestado anteriormente, no se pueden ignorar estas reglas. Se debe recalcar que los dueños de empresas con muy poco procesamiento de datos deben asegurarse de cumplir todo a cabalidad.

En Internet, se han visto muchas reformulaciones de GDPR que exponen la idea de que estas normas pueden ayudarte a obtener clientes potenciales de calidad o, por el contrario, descartar y suprimir los malos publicistas.

Pero, la realidad es que el Reglamento General de Protección de Datos no es para mejorar la calidad de usuarios.

Proteger la privacidad de las personas es un propósito aceptable bastante importante. Sin embargo, no hay que ambicionar al pensar que estas regulaciones mejoraran las cosas para las pequeñas compañías. Todos los cambios a partir de, pueden representar elementos adicionales que debe superar, tiempo y dinero.

Mala decisión: De seguir muchas sugerencias con respecto al tema de GDPR y el marketing por correo electrónico, sin duda alguna, puede perjudicar tus tasas de conversión y tus resultados, todo sin ni siquiera agregar algo de valor a tus seguidores. Es algo que se debe evitar.

Aquí en RobertoJasinski tenemos un buen planteamiento acerca de las conversiones, y en base a esto, queremos ayudarte. El plan de todo es ayudarte a hacer un formulario de suscripción y de email marketing que cumpla con los estatutos GDPR sin que perjudique tus tasas de conversión.

Cómo el GDPR afecta el marketing por correo electrónico

Cabe destacar que este edicto no se trata del email marketing, sino del manejo de los datos personales de los usuarios. ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?, que el marketing por correo solicita información personal. Un ejemplo de ello puede ser la dirección de email de otra persona.

En virtud del reglamento, algunos de los principales derechos otorgados a los ciudadanos de la Unión Europea son:

  1. Estar informado: indica que los ciudadanos pueden exigir estar al tanto sobre cómo son utilizados sus datos personales.
  2. Tener acceso: el usuario tiene derecho a saber qué tipo de datos se recopilan sobre él, por qué se recopilan y de qué manera son utilizados.
  3. A la rectificación: el usuario tiene acceso a todos sus datos, tiene derecho a pedir que modifiquen o actualicen.
  4. Ser eliminado: se trata de que sus datos personales sean removidos de cualquier lugar si no existe una razón convincente para que estén almacenados.

Para el marketing por correo electrónico, esto puede sugerir los siguientes puntos:

  • Comunique a sus visitantes lo que hará con su dirección electrónica antes de que inicie el registro.
  • Presenta a los usuarios una vista previa de los datos recopilados sobre ellos.
  • Dispone de herramientas para modificar datos y darse de baja.
  • De ser solicitado, elimine todos los datos del usuario.

¿Es la casilla de verificación un mito?

¿De qué manera podemos cumplir GDPR con nuestros formularios de aceptación?

Podemos decir que muchos competentes responderían esta pregunta diciendo que hay que agregar casillas de verificación.

Sin embargo, es necesario descartar esta idea porque GDPR no significa agregar casillas de verificación. Ciertamente se necesita el permiso del suscriptor para poder enviarle correos, pero la casilla de verificación no es la mejor idea para que el usuario la apruebe.

Te mostramos un ejemplo pre-GDPR típico de un formulario de aceptación:

No cumples con el Reglamento General de Protección de Datos por hecho de que alguien se registró  a través de tu formulario y tienes la misión de llenar su bandeja de correos. ¿Y por qué no?, porque no había ninguna indicación que comunicara al usuario que estaría enviando un montón de correos electrónicos, los participantes no pueden permitir algo que no se les haya manifestado. Puede que en el formulario indique que solo enviará una información en PDF, por lo tanto, el visitante debe solo recibir el documento y nada más.

Mucha información que existe sobre GDPR podría sugerir mejorar esta herramienta, pero lo cierto es que la empeora.

A las personas normalmente no les gusta leer, y si son letras pequeñas, menos aún. Muchas veces aceptan términos y condiciones sin siquiera leer el primer párrafo, esto aplica a esas casillas de verificación.

La experiencia del usuario es deficiente cuando las casillas de verificación son agregadas a los formularios. Puede existir la posibilidad de que estas acciones reduzcan sus tasas de conversión. Podemos observar un enfoque más preciso para verificar lo que hasta ahora hemos dicho:

Tomando en cuenta la experiencia del usuario, la casilla de verificación no es positiva. Además de eso, bajo los estatutos del Reglamento General de Protección de Datos no se permite perjudicar a nadie sin su aprobación. Entonces, se puede decir que la casilla de verificación no es obligatoria.

En base a esto, hay dos problemas principales para el dueño del sitio web:

Primero: Los usuarios reciben constantemente correo electrónico no deseado y boletines informativos que pueden ser considerados spam o molestos. Los usuarios deben están informados antes de registrarse.

Segundo: Configurar un sistema complicado que garantice que las personas que se registren reciban un PDF gratuito y a su vez, hacer que lo agreguen a su lista de correo.

Nota: Puedes disponer de un método de dos pistas para separar ambos aprobaciones utilizando el complemento Thrive Leads y la característica “entrega de activos”. Aquí te mostraremos cómo configurarlo paso a paso.

Cómo puedes mejorar tus formularios de suscripción sin necesidad de tener una casilla de verificación

Existen dos planteamientos que puedes usar para hacer que tus formularios de confirmación cumplan con el Reglamento General de Protección de Datos sin la necesidad de añadir casillas de verificación molestos para tus visitantes.

  1. Cambia la copia en tus formularios de suscripción.
  2. Cambia la tu oferta para la suscripción voluntaria.

Modificación 1: Cambia la copia

Así se vería un formulario con una copia modificada. Lo exactamente cambiado cumplirá con GDPR:

  • Al título, agreguemos “Suscribir para obtener…” y mencionamos el boletín en el texto. Así el usuario dará su consentimiento para un boletín informativo.
  • Agrega una oferta de suscripción voluntaria, puede ser un imán de leads gratuito. Recuerda informe de regalo y el boletín estén separados. La acción principal en el formulario es suscribirse al boletín informativo, el PDF solo es una bonificación que solo recibirán los suscriptores del boletín.
  • Agrega un enlace a los términos en la parte de exención de responsabilidad del formulario.

De esta manera  el formulario se acondiciona explícitamente sin casillas de verificación.

Por otro lado, imagina que tienes una página de inicio o un formulario con un titular perfectamente optimizado y no quieres arruinarlo. Pues, aquí también te mostraremos cómo arreglarlo sin tocar el título:

La clave exitosa aquí es la oferta que tienes para dar. Ésta debe ajustarse sin que se note la separación del regalo y el boletín.

Modificación 2: Cambio de oferta

GDPR realmente puede resultar beneficioso para los consumidores a la hora de dificultar el email marketing igual que las ventas de alta presión y la vieja escuela.

Con esto solo buscamos que el proceso de marketing por correo electrónico no solo cumpla con las leyes, sino que también sea efectivo en términos generales.

Esta técnica se llama Newsletter As A Service (Naas, por sus siglas en inglés)

Antes de continuar, hagamos un pequeño experimento. Piensa en la diferencia que existe entre un anuncio televisivo y la ubicación del producto. Un ejemplo:

  • Anuncios televisivos: Imagina que ves una película –es lo que tú quieres-, y los anuncios interrumpen la función –es lo que debes aguantarte-. Posiblemente veas una publicidad de alguna bebida energética y tal vez, de tanto observar y escuchar la difusión, es posible que compres la bebida en algún momento. Sin embargo, también pueda que no le interese y decidas cortar con el mensaje.
  • Ubicación del producto: Imagina que ves una película donde sale David Beckham, y éste toma una bebida energética.

La bebida es parte de la trama. Terminas comprando la bebida porque David Beckham es sexy y quieres ser como él.

El servicio de Newsletter lleva este concepto más arriba.

Vieja escuela vs. una nueva manera de hacer marketing por correo electrónico

Aprovechemos de hacer una comparación entre Naas y la forma más antigua de marketing por correo electrónico, que no solamente es desagradable para cada suscriptor, sino que también incumple los estatutos de GDPR.

La manera vieja y molesta

  1. Tienes un imán para generar leads.
  2. Una vez que las personas compran o se registran, envías ofertas de afiliación hasta que cancelen la suscripción.

Si usaste foros online para comprar productos malos, has estado en el extremo “correcto” de este estilo de marketing.

Pero, pocos conocedores son capaces de aplicar esta estrategia de “venta dura”. Y aun así, no escapamos de las malas tácticas que actualmente se manejan.

Una manera un poco menos invasiva

  1. Tienes un imán de prospecto con una oferta opcional para agregar usuarios a su listo de correo.
  2. Las personas reciben su oferta principal y reciben correos electrónicos una vez que se inscriben.
  3. Algunos correos son netamente promocionales y otros tienen valor para los usuarios, es decir, son útiles y educativos.

De esta manera, puedes darte cuenta que utilizas tu estrategia para obtener ingresos potenciales enviando contenido informativo o útil para mantener a sus clientes atentos a las publicaciones promocionales.

Pensarás que estamos dándote buenas ideas para hacer cambios. Para sorpresa, lo mejor de todo es que hay una mejor forma de hacer marketing por correo electrónico que cumpla con las reglas de de protección de datos.

Lo nuevo

  1. Los correos electrónicos no deben ser precisamente promocionales o relacionados con la oferta original.
  2. La información que proporciona es educativa y útil, con contenidos interesantes que contienen promociones secundarias o suaves.
  3. El servicio de boletín informativo es todo aquello que envías a cada uno de tus suscriptores.

Una vez que los usuarios se registran, posteriormente reciben un excelente contenido de valor que resulta útil y valioso.

Ejemplos de Naas con RobertoJasinski.com

Generalmente, cuando recibes un correo de nosotros, es un anuncio de una nueva publicación de nuestro blog o sobre un curso nuevo en Making Experience. Si lo notas, la información proporcionada no es promocional.

Los artículos que publicamos en nuestro blog es para brindar apoyo, ayudar o expandir el conocimiento de empresarios y emprendedores. Le ofrecemos la solución de mejorar sus conversiones.

Conoce el significado de ofrecer un servicio de Newslatter.

¿Cuándo es la opción correcta de una casilla de verificación?

Lo hablamos más arriba. Se trata de:

  1. Agregar una casilla de verificación para tener permiso
  2. Cambiar la copia del formulario

Pero, ninguna de las opciones es la “correcta”. Aquí solamente tienes que elegir la alternativa que mejor se acondiciona a tus exigencias.

El planteamiento de Naas es un enfoque de marketing completo. No solo se trata de una solución rápida para formularios de suscripción voluntaria. Sin embargo, es necesario que comprendas que esta implementación no se dará de la noche a la mañana.

Esta opción recomendada, hace que el Reglamento General de Protección de Datos sea mucho más amigable y menos pesado. Esto no quiere decir que no comuniques bien tu oferta.

Entre cambiar la copia de tu formulario y agregar casillas de verificación, la primera es la mejor opción.

¿Qué más puedes hacer para que el email marketing vaya de la mano con GDPR?

Existen otros derechos de protección de datos que son pertinentes al momento de hacer marketing por correo electrónico, pero seguramente ya estás cumpliendo con esas.

No olvides lo siguiente:

  • Darse de baja y modificar: Asegúrate de cada email tenga un enlace para cancelar y modificar suscripción.
  • Términos de privacidad: Esta información tiene que ser fácil de encontrar en tu sitio web para cualquier usuario. Normalmente estos enlaces están ubicados en el pie de página. También puede ser una buena idea que agregues una conexión en tus formularios.
  • Prueba de Opt-in: Proporciona de un elemento de participación voluntaria. Es una prueba que puede mostrar en caso de que algún suscriptor presente alguna queja.

Pasos firmes para continuar

Ya sabes algunas de las herramientas más importantes para seguir en la línea del Reglamento General de Protección de Datos. Ahora, tus siguientes pasos serán:

Ya que sabes qué herramientas tienes a tu disposición para que tu email marketing sea compatible con GDPR, esto es lo que debes hacer a continuación:

  1. Clasifica todos los formularios de suscripción voluntaria y las páginas de inicio de tu sitio web.
  2. Elije uno de los dos enfoques por cada oferta de aceptación que tengas. Pregúntate cosas como: si agregar una casilla o cambiar la copia.
  3. Siempre actualiza tus formularios y las páginas de inicio. También es bueno que los usuarios sepan claramente lo que viene después de hacer “clic”.
  4. Que tu política de privacidad y tus términos de condiciones sean fáciles de conseguir en tu página web.
  5. No olvides poner en tus correos electrónicos las opciones de “darse de baja y modificación”.
  6. Es necesario que realices todos estos pasos para que puedas enfocarte en lo que realmente debes: tu negocio.

Por último, valora la idea de implementar tus estrategias Naas en tu marketing.

¿Te ha gustado esta publicación?

Si esto es algo sobre lo que le gustaría recibir más orientación, déjenos saber en los comentarios tus dudas o preguntas.