En el inbound marketing, la gestión de contenidos es vital. Ya que le otorga un valor agregado a tu página web por lo que siempre se exige que todo el contenido cumpla con características especificas.

Cuando se crea contenido de texto. La buena redacción no solo debe estar optimizada para los motores de búsqueda sino que el objetivo principal es crear un contenido que sea de calidad. Que pueda solventar la necesidad o el interés del usuario. Pero por supuesto, crear un contenido de calidad y bien redactado es simplemente una de las características con las que tiene que cumplir tu página web. Siendo que los textos publicados en tu sitio web o blog deben seguir una estructura.

Redacción

Cuando redactes contenido para tu sitio web nunca debes olvidarte de que lo estás haciendo para una persona (la cual puede convertirse en cliente, consumidor, etc). Un error común es que quienes escriben textos en base a una estrategia de inbound marketing priorizan el posicionamiento SEO. Por ejemplo, el uso de las palabras claves en el texto debe ser naturalizado, y todo el contenido de tu texto ser, a su vez, coherente a su titulo y a la información que se pretenda dar. Otro detalle, si estás redactando un texto para la página web de tu compañía debes evitar hablar de ella constantemente. Una buena estrategia en este caso es la de priorizar los beneficios que ofreces para que tus clientes potenciales se sientan atraídos a tus productos.

Titulo

Este es un elemento fundamental de la buena redacción de textos en el inbound marketing. Un buen titulo será la primera impresión que se llevarán tus usuarios y en definitiva lo que determinará si los mismos se quedarán leyendo tu contenido o no. Lo ideal es que se trate de un titulo atractivo e interesante. Por supuesto, resuma y plantee la idea en el contenido del texto.

Otro punto importante es que los títulos cumplen una función importantísima a la hora de posicionar el contenido que tengas en tu sitio web. El uso de palabras clave es una excelente técnica pero debes tener cuidado de no forzarlas. Ya que no solo corres el riesgo de arruinar el titulo sino también de perjudicar el posicionamiento. De esta forma, la clave para que armes buenos títulos para tus textos. Es que combines el factor humano (los lectores que te leerán) y el factor posicionamiento (para la optimización de los buscadores).

Orden visual

Es importante que cada idea que plantees en un texto vaya en un párrafo único. Destacando aquellas propuestas que pueden llegar a interesar más. Para ello puedes utilizar herramientas como entre comillados, bullet points o listas. Todo lo que pueda ayudar a tus lectores a visualizar los contenidos de texto rápidamente serán un punto a favor; y recuerda siempre mantener una estructura simple para evitar que los mismos puedan perderse entre tanto texto. Primer y último párrafo

Como en todo texto bien redactado, el primer párrafo es el encargado de captar la atención de tus lectores. Por eso debes asegurarte de utilizar lenguaje persuasivo y que no sea demasiado extenso. Por su parte el último párrafo es el que debe contener la información más relevante. Esto se debe a que muchos usuarios tienen la tendencia de concentrarse solo en primer y último párrafo. Por esta razón es que muchas veces se recomienda dividir el texto en dos partes.

Diseño

Cuando pienses en la publicación de un texto. Debes pensar en el diseño y formato en el cual lo presentarás, especialmente si lo acompañarás con imágenes. Un detalle que no es menor. Es prestarle mucha atención a la adaptación y resolución para los diferentes dispositivos móviles; ya que muchos usuarios eligen estas plataformas para visualizar contenidos online.