Suscribite y obtené tips directamente en tu bandeja de entrada

Ecommerce 2020: los mejores consejos para abrir una tienda online

Ecommerce 2020: Los Mejores Consejos Para Abrir Una Tienda Online

Hoy en día, el ecommerce o comercio electrónico es una industria ideal para las personas que tienen algún tipo de negocio. También es una buena oportunidad para aquellos que disfrutan las ventajas de trabajar de manera online. De hecho, de acuerdo a un estudio realizado por la consultora Nielsen, el tipo del crecimiento del ecommerce a nivel mundial es de 23% cada año.

El mismo estudio indica que en Latinoamérica el promedio es del 10% de crecimiento, pero según expertos, estos números pueden alcanzar hasta un 64% en los próximos años. Además, en un artículo publicado por la revista Business Insider, se concluyó que América Latina es una de las regiones con mayor crecimiento de ecommerce a nivel global.

Sin duda, esto puede confirmar que las personas han cambiado sus hábitos de consumo. Por lo tanto, el comercio electrónico pasa a ser una buena opción a la hora de, no solo crear un negocio, sino también de cruzar nuevas fronteras. Ciertamente, este tipo de comercio ha ganado mucho auge en los últimos años. En efecto, los consumidores han descubierto que internet puede ofrecer un mundo de posibilidades en cuenta a compras y ventas seguras.

Es importante resaltar que todo ecommerce es una tienda online, pero no toda tienda online es un ecommerce. Es decir, hay otros modelos de comercio electrónico, como por ejemplo el marketplace. A continuación, conoceremos un poco más de este tipo de negocio para que comprendas mejor las diferencias.

¿E-commerce vs marketplace?

En términos generales, el marketplace funciona como un escaparate virtual en donde guarda productos de diferentes empresas. En pocas palabras, los productos disponibles no pertenecen a la misma tienda, solo se muestran en la plataforma. Este tipo de ecommerce efectúa la intermediación del pago, pero no se hace cargo de la garantía o entrega del producto.

Para algunos emprendedores, este modelo puede funcionarles muy bien, ya que no necesitan tener un página web propia. En este caso, lo único que hay que hacer es subir los productos en la plataforma elegida y promocionarlos. La otra ventaja del marketplace, es que se puede usar la autoridad de las empresas que proveen los productos para atraer más clientes.

Por ejemplo, si alguien quiere comprar unos zapatos, tendrá más facilidad de encontrar la tienda Nike que tu sitio web. Esto pasa porque no tienes autonomía para definir cómo tus compradores pueden ver tus productos. Tomando en cuenta esto, el marketplace puede ser la mejor opción para vendedores de productos genéricos. De esta manera, evitan la competencia y el trabajo que tienen que hacer a la hora de crear un sitio propio.

Aún así, nada te impide tener tu propio negocio online. Además, si quieres tener un comercio electrónico exitoso, debes recordar que dependerá de tu tiempo y del dinero que estás dispuesto a invertir.

Tipos de ecommerce

Existen cuatro modelos de negocio dedicados al comercio electrónico. Estos se pueden usar tanto en el ecommerce tradicional así como el marketplace.

B2B (Business to Business). Se aplica a empresas que crean ecommerce para vender productos a otras empresas.

B2C (Business to Consumer). Se representa en la mayoría de los comercios electrónicos, ya que es un modelo que ofrece sus productos al consumidor final.

C2B (Consumer to Business). Con este modelo, consumidor pone su servicio a disposición de empresas. Por ejemplo, supongamos que eres un diseñador gráfico freelance, y publicitar tus servicios a través de páginas como Workana.

C2C (Consumer to consumer). En el C2C se comprenden las relaciones entre consumidores. Generalmente, se ven en foros y mercados online como Mercado Libre o Ebay.

Ventajas y desventajas de tener un ecommerce

Ventajas

Son muchas las ventajas que puedes tener con un ecommerce. A continuación, te mostraremos cuáles son:

Flexibilidad: Con una tienda puede garantizar mayor tiempo para disfrutar. Además, podrás trabajar desde la comodidad de tu casa.

Autonomía: Cuando creas una tienda online, puedes tomar las decisiones de diseño que mejor se adapten a tu producto.

Baja inversión: Generalmente, una tienda electrónica es menos costosa. Solo debes asegurarte de adquirir un dominio y un alojamiento. Por suerte, los planes de estos son bastante económicos.

Ventas escalables: Mientras que para las tiendas físicas se necesita un plazo para llegar a las personas y concretar ventas, en el ecommerce la estrategia es más dinámica. En efecto, tus consumidores pueden efectuar comprar a partir de un solo anuncio, incluso, puedes hacer ventas de manera simultánea.

Desventajas

Como toda empresa, un ecommerce también tiene sus desventajas, sobre todo cuando se trata de productos físicos. Por esa razón, es importante considerar los pros y asegurarte si vale el éxito la inversión o no.

Productos en stock: Tener una variedad de producto para satisfacer la demanda de los consumidores puede suponer un problema. Sin embargo, es necesario para saber cuál es el producto que se venderá más. Pero, quizás el espacio en tu casa no sea lo suficientemente grande para almacenar todo. Afortunadamente, no es algo en lo que debemos preocuparnos tanto, ya que puedes vender productos consignados. Otra alternativa, es crear un tienda con productos por encargo. En la actualidad, se ve mucho esta estrategia en el sector.

Competencia: Debes recordar que no eres el único que tiene una tienda digital. De hecho, los mismos productos que vendes, lo puede vender tu competencia. Por suerte, si creas una buena estrategia de marketing y vendes productos novedosos, no tendrás este problema.

Entregas: Puede que tus consumidores provengan de otros países. Quizás no cuentas con las herramientas necesarias para despechar tus productos fuera de tu área geográfica. Entonces, procura ofrecer un buen servicio al cliente.

El paso a paso para crear tu ecommerce

Si estás pensando en crear una tienda online y no sabes cómo, a continuación, te mostramos algunos consejos que puedes seguir:

Comprar el dominio y contratar un servicio de alojamiento. Tu dominio debe estar relacionado con el producto que venderás. Además, tiene que ser un nombre fácil de recordar para tus usuarios. Después de eso, tienes que asegurarte de contratar el servicio de alojamiento que te permitirá guardar todo el material. Muchas empresas ofrecen planes asequibles, asegúrate de hacer una búsqueda y contratar el que más se ajuste a tus necesidades.

Elegir una herramienta de ecommerce. De no saber programar, lo mejor que puedes hacer es usar herramientas online. Algunas plataformas reúnen las funcionalidades necesarias para comenzar. Por ejemplo, Shopify ofrece soluciones inteligentes ideales para ti. Puedes investigar otras más y ver cuáles se ajustan a tus necesidades.

Seleccionar los medios de pago. Es  importante que selecciones la forma de pago para tus productos. Del mismo modo, es indispensable que ofrezcan varias opciones para pagar. No te quedes con una sola.

Elegir el tipo de producto. Este es uno de los primeros pasos que debes hacer antes de crear tu tienda. Los productos físicos son la elección más común, ya que estamos acostumbrados a este tipo de mercado. Por otro lado, los productos digitales tiene que ver más con productos educativos, como ebook, guías, etc.

Crear una logística. Una de las cosas que más temen los consumidores, es que sus productos no les llegue. Por esa razón, procura crear una logística de distribución que se ajuste a las necesidades de los compradores. También es importante que hagas una buena elección del medio de transporte que vas a usar.100 lineas de asunto para llamar la atención

Tendencias que debes considerar

Cada día, la industria del ecommerce está cambiando y, por esa razón, debes estar al tanto de las posibles tendencias que se puedan implementar. En esta sección hablaremos de algunas de ellas:

E-commerce responsive: Ciertamente, la mayoría de las personas acceden a las páginas webs mediante sus ordenadores de mesa. Sin embargo, buena parte prefiere usar los dispositivos más pequeños, como las tablets o teléfonos. Tomando en cuenta esto, es buena idea que tus diseños se ajusten a cualquier tipo de dispositivo.

Las nuevas formas de pago: Muchas empresas, como Apple, están probando nuevas formas de pagar sus productos. La idea es que los usuarios no tengan que utilizar sus tarjetas de créditos. Estas se reemplazarían por huellas digitales u otro tipo de identificación. Es evidente, que el objetivo principal es que los clientes tengan mayor seguridad.

Programas de puntos acumulados: Hoy en día, existen muchas plataformas que ofrecen este tipo de opciones. Los usuarios hacen determinada tarea y reúnen los puntos que, posteriormente, pueden canjear por productos.

Aplicaciones propias: Las aplicaciones propias también es una idea genial, ya que puede hacer que tu empresa sea mucho más interactiva y más fácil de acceder.

Chatbots: La inteligencia artificial actualmente es fundamental. No solo te ayuda a gestionar las comunicaciones con tus consumidores, sino que los usuarios se sentirán más atendidos.

Recomendaciones para aumentar tus ventas

Es bueno reconocer que no siempre el precio motiva a los compradores a comprar. De hecho, si el producto tiene un valor agregado y soluciona el problema, a las personas no les importará pagar un poco más. Por otro lado, una mala experiencia de compra puede arruinar tu relación con el cliente. Por esa razón, tenemos algunos consejos que te pueden ayudar a aumentar tus ventas.

Tener un menú intuitivo. Si el comprador no encuentra rápidamente lo que quiere, probablemente desista. Por esa razón, trata de tener una página fácil de navegar.

Poner productos destacados. Prueba poner los artículos más vendidos, ya que te permitirá reducir tiempo y proporcionar una mayor experiencia.

Crear post patrocinados. De acuerdo a estudios, más del 60% de los consumidores buscan recomendaciones en Internet antes de comprar. Por esa razón, es pertinente que elabores publicaciones en redes o contactar con influencers que promocionen tus productos.

Tener buenas descripciones. Cuanto más proporciones información acerca de tu producto, mejores serán los resultados de compra. Además, resulta importante si vendes productos digitales, ya que estos no se tocan.

Mostrar las evaluaciones. La evaluación de productos puede desencadenar tus ventas, así que, asegúrate de dejarlas a la vista en tu ecommerce. De acuerdo al Instituto Baymard, la cantidad de evaluaciones escritas tiene más peso en la decisión de compra.

Seguir los cambios del mercado. En Internet todo cambia muy rápido, por esa razón es indispensable estar atento al mercado, y principalmente, conocer las principales novedades en tu segmento. Tomando en cuenta esto, es una buena idea monitoriar a la competencia para saber cómo se relaciona con tu público objetivo y céntrate en los inconvenientes no tenidos en cuenta por los grandes minoristas. Estas alternativas pueden tener un rendimiento financiero rápido, ya que la competencia es menor.

Crear contenido de valor. Para vender más, tendrás que contar con una estrategia multicanal que abarque redes sociales, emails y blog. Pero no basta estar presente en todos los medios, los emprendedores tienen que ofrecer un contenido de calidad, que realmente agregue valor a la rutina del comprador. Para ello, es necesario conocer muy bien quiénes son tus seguidores y saber qué tipo de asunto le interesan.

Hacer copias atractivas. El término copy, es la abreviatura del término inglés copywriting, cuyo significado es redacción. Esta es la habilidad de escribir un texto con el objetivo de convencer al lector a realizar una acción.

Incentivar a los usuarios a compartir tu contenido. En la actualidad, las redes sociales ayudan a generar enormes cantidades de tráfico hacia tu sitio web. Una forma de lograrlo, es proporcionarle a los usuarios botones CTA para compartir tu información.

Dejar en claro los derechos del consumidor. A pesar de que el mercado electrónico está en crecimiento, la inseguridad sigue siendo un factor que impide a muchos usuarios a comprar online. Para derribar esta objeción, deja claro todas las políticas que resguardan el derecho de tu consumidor, como:

  1. Política de cambio y reembolso.
  2. Política de privacidad.
  3. Preguntas frecuentes.

Conclusión

Si deseas crear un ecommerce, ya has visto en este post los primeros pasos para empezar. Pero es importante saber que para diferenciarse del resto necesitarás ir mucho más allá de lo obvio. Esto quiere decir que debes estudiar tu mercado constantemente para ofrecerle un servicio de alto valor agregado a tu audiencia.