Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someoneShare on FacebookShare on VkontakteShare on Odnoklassniki
Read on Mobile

¿Tienes una mentalidad emprendedora?

¿Alguna vez pensaste en comenzar tu propio negocio, pero “cosas” simplemente se interpusieron en tu camino? Hay varias formas de saber si tienes esta mentalidad emprendedora. Además, hay muchas formas de despejar el camino para convertirse en un emprendedor.

 

Considere estos rasgos de personalidad:

  • Cualidades de liderazgo
  • Pensamiento creativo
  • Una sensación de que hay algo más de lo que estás haciendo en tu trabajo actual
  • Ideas innovadoras

 

Si muestras alguna o todas estas cualidades, muy bien podrías estar en camino a ser dueño de tu propio negocio porque tienes ese espíritu emprendedor.

¿Cómo despejar el camino hacia el éxito empresarial?

Pasar de la rutina de 9:00 a 5:00 al espíritu emprendedor puede no ser el camino más fácil, pero es algo que puedes lograr. Sin embargo, hay varios pasos que debes seguir antes de forjarte primero como dueño de una empresa.

¿Tienes una mentalidad emprendedora?

Aclara: Aclarar qué es lo que quieres lograr es un primer paso integral. No es tan simple como pensar en una idea y escribirla. Tienes que escribir tus objetivos, pero aún más importante, debes dividirlos. Ser específico no es una opción; es obligatorio. Debes tener objetivos claros y específicos cuando se trata de comenzar un nuevo negocio.

 

Crea un plan: Una vez que tengas claro cuál es tu objetivo para tu nuevo negocio, debes crear un plan para el éxito. Escribe cuál es tu objetivo, cómo lograrás ese objetivo en pasos más pequeños y luego divida aún más esa lista.

 

Actúa: A continuación, es el momento de tomar medidas. Los pasos de acción necesitan algo más que solo pensar en tomarlos. Declara en voz alta y para todos cuáles son tus pasos de acción; de esta manera, eres responsable de tu palabra.

 

Delega: Si estás comenzando un negocio propio, no tengas miedo de delegar tareas, incluso si aún no tienes un socio comercial o asociados. Un día, delegar será una tarea que tendrá que aprender de todos modos.

 

Permite que tus familiares y amigos te ayuden a llevar la carga, mientras tu aprendes todo lo que necesitas saber sobre tu nuevo negocio.

 

Dejar ir: A veces para crear algo nuevo, tenemos que dejar algo viejo. Para despejar el camino hacia la creación de un nuevo negocio, algo más tendrá que quedar en el camino. Es posible que tu hogar tenga que estar un poco desordenado o menos limpio. Puede que tengas que dejar de lado tu deporte o actividad favorita por un tiempo, pero al final vale la pena.

Mantener tu trabajo diario es importante hasta que esté seguro económicamente en tu nuevo negocio. Puede ser un camino difícil para transitar, pero tener una mentalidad emprendedora es un regalo. Una vez que la abras, estarás feliz de haberlo hecho.

Escrito por

Posts Relacionados

Manejos de redes sociales: 6 pasos para aumentar tus ganancias online
Manejo de redes sociales: 6 pasos para aumentar tus ganancias online
En el mundo de las redes sociales, siempre aparece una nueva herramienta, característica o técnica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *