Si has decidido empezar con tu propia empresa, has tomado una decisión muy valiente. Hay muchas cosas que debes saber antes de iniciar tu negocio. Hay que tener en cuenta el inventario, el costo inicial y el mantenimiento, la contratación de empleados, las ventas, el marketing… y la lista continúa.

Aquí hay algunas preguntas importantes que debes hacerte antes de iniciar tu negocio

¿Estás creando esta empresa por las razones correctas?

 Algunas veces, un individuo o un grupo de individuos emprenden en un comercio porque piensan que pueden esperar algo o porque es una tradición familiar hacerlo. Otras razones son simplemente por los beneficios monetarios. Con grandes esperanzas de ganar toneladas de dinero, un nuevo emprendedor puede perder de vista a su cliente.

Una vez que examinas los motivos de iniciar tu negocio, pasa a la siguiente pregunta importante. Cuando sepas qué tipo de empresa deseas comenzar, pregúntate quién es tu público objetivo. Saber que quieres un negocio y saber de qué trata no será suficiente. Necesitas conocer quién es tu público objetivo y quién es tu cliente ideal.

Afincarse en un público objetivo es algo en lo que puedes profundizar aún más creando un nicho específico y luego creando un sub-nicho. De esta manera, estarás seguro de que te has centrado en una necesidad específica de un cliente aún más específico.

¿Has investigado a fondo tu plan de acción?

 Establecer objetivos y medirlos es esencial cuando se emprende. Pon en marcha un plan original, pero permítete flexibilidad para expandirlo. También pregúntate si tu plan es demasiado estrecho de miras o si alcanzará el resultado deseado.

Asegúrate de investigar si hay suficiente demanda para el producto o servicio que estás ofreciendo o si tendrás una empresa más vendiendo lo mismo. Pregúntate si puedes darle un nuevo giro innovador a algo probado y verdadero.

Pregúntate cuánto tiempo estarás dispuesto a dedicarle a este negocio. ¿Qué pasaría si tuvieras un éxito inmediato? ¿Estarás dispuesto a sacar tiempo y resolver problemas en caso de que así sea?

Además de eso, piensa si es un trabajo a tiempo parcial o a tiempo completo. ¿Tienes fondos suficientes para seis meses a un año, hasta que tu empresa se vuelva lo suficientemente estable como para sostenerse por sí misma?

Una vez que seas capaz de responder estas preguntas importantes, puedes estar bien encaminado hacia un esfuerzo comercial exitoso. Recuerda que antes de iniciar tu negocio propio, debes tener todas las ideas claras, de lo contrario, puedes dar un paso en falso.