Una base de datos de clientes frecuentes y clientes potenciales que sea actualizada permanentemente es la herramienta básica para diagramar una buena estrategia de marketing; contar con datos personales y de contacto otorga una gran ventaja en la búsqueda de promocionar y comercializar diferentes servicios.

Otra ventaja a remarcar es que tener una buena base de datos de clientes permite que puedan mantenerse en contacto. Por eso es importante tratar de sacar el mayor provecho de este elemento.

Cómo toda estrategia depende del objetivo personal que se plantee cada empresa. No existe fórmula general para poder lograr un mejor aprovechamiento de bases de datos, pero podemos ayudarte con consejos básicos.

1. Abastecimiento permanente 

En líneas generales, anualmente una base de datos normal suele perder entre un 20% y un 25% de sus registros. Ya sea porque algunos clientes han cambiado sus direcciones de correo electrónico, no han actualizado sus datos de contacto o; porque simplemente pierden interés en el tema. Diagramar una estrategia que consiga Leads en grandes volúmenes es la mejor manera de ir nutriendo esa base de datos.

2. Mantener un oren al pedir la información de los usuarios 

Un error común que se comete con las bases de datos, es solicitar una cantidad excesiva de datos, y repetir esta acción más de una vez. Esto hace que los usuarios se fastidien o se frustren, corriendo el riesgo de perderlos.

La cave está en la técnica llamada “Progressive profiling”. Básicamente estamos hablando de instalar una cookie en el explorador del usuario de manera que se identifiquen cuales son los formularios que ya ha llenado anteriormente; y así evitar pedir los mismos datos dos veces. Por supuesto, esto es algo que se hace de manera gradual, para que así el usuario no se sienta invadido.

3. Segmentar a los clientes

 En una base de datos abultada, no todos los clientes son iguales ni buscan lo mismo. Es importante que se puedan separar en segmentos aquellos clientes que ya han concretado compras, los clientes potenciales que muestren un verdadero interés en comprar por primera vez, y los clientes que buscan información para realizar una compra en el futuro.

A su vez, puedes diferenciar a los clientes en base a la información con la que cuentas para que sepas si se ajusta al perfil de cliente que te interesa. Esto puede estar basado en su localización geográfica, edad, sexo, etc. Por otro lado, analizar el comportamiento de un usuario es una táctica efectiva para segmentarlo; si éste interactúa a menudo con la página y muestra interés en los contenidos, probablemente tengas entre tus manos a un cliente potencial.

4. Unificar la información que ya se encuentra online

 Actualmente todos los usuarios de internet cuentan con al menos un perfil activo en las redes sociales, mediante el cual comparten información que puede resultar fundamental para una base de datos.

De esta manera puedes armar el perfil de tus clientes en base a sus intereses publicados en internet y así podrás evitar hacer algunas preguntas en los formularios, dándole dinámica a la recopilación de información.

5. Utilizar la base de datos para tu difusión

 Utilizar una base de datos para darte a conocer es una buena manera de aprovechar al máximo esta herramienta, ya que hay que considerar que un buen volumen de contactos te da la posibilidad de llegar a otras personas.

Por ejemplo, si tienes un producto dirigido hacia un público específico, la posibilidad de darlo a conocer mediante los clientes que posees en tu base de datos permite que éstos promocionen tus productos entre aquellas personas que conocen y que pueden estar interesadas.

Si te esmeras en este aspecto y ofreces además un material informativo de buena calidad para dicha audiencia, se abre la posibilidad de que los clientes que ya tienes en tu base de datos, “viralicen” el contenido ofrecido, logrando así tener un alcance mucho más amplio.

6. Atención personalizada 

Contar con datos actualizados de tus clientes es la mejor manera de personalizar la forma en la cual te comunicarás con ellos. Ten en cuenta que un e-mail que contiene el nombre de la persona en el asunto; tiene un 20% más de posibilidad de apertura que uno cuyo asunto simplemente ofrece algo.

Poder personalizar los Newsletter o las campañas de e-mail marketing ayudará a tener una respuesta positiva. La cual se verá reflejada por parte de clientes y de aquellos usuarios que están interesados en lo que ofreces.