Al armar una estrategia de marketing online, el tráfico web es la materia prima que se necesitará y es importante que el mismo fluya continuamente por la página. No obstante es importante tener en mente que no todos los tipos de tráfico web son beneficiosos para tu sitio; por lo general que un internauta encuentra un sitio web y realice una compra en la primera visita no es algo que pase comúnmente.

Por eso, a lo que debes apuntar es a todos aquellos usuarios que tienen un interés en tus productos o servicio; para ello debes saber que:

-Para que tu página pueda generar Leads es importante que cuentes con una buena estructura; una landing page es vital para lograr conseguir los datos de contacto de tus clientes potenciales.
-Aunque puedas convertir tu tráfico en leads, el paso más difícil es que éstas se conviertan en clientes, y para ello debes prestar atención a los tipos de ofertas que utilizas y al proceso de seguimiento que implementarás.

Diagramar una estrategia

Para conseguir que tu tráfico web se convierta en leads hay que tener una buena estrategia diagramada, para la cual podemos darte algunos consejos generales. Pero las herramientas de las que te valgas dependerán mucho de los objetivos que te plantees.

1. Mantener un perfil discreto

El abuso de la autopromoción de una marca o empresa es la forma más fácil y rápida de ahuyentar a todos aquellos clientes o seguidores potenciales que están visitando tu página. En este aspecto debes ser discreto; por supuesto que es importante que promociones tu marca pero debes hacerlo cuidadosamente, evitando abusar de ella.

2. Analiza tu contenido

Saber cuál es el tipo de contenido que mejor funciona, es la clave para poder determinar la estructura de tu página web. Conocer cuáles son los temas por los cuales la gente más se interesa y generar buen material. A partir de allí, ayudará a que los usuarios de la web encuentren tu página.

3. Contenido de calidad

El contenido de calidad es indispensable no solo para satisfacer la necesidad de los internautas, sino también para poder lograr un buen posicionamiento en los buscadores web. Si el usuario encuentra lo que busca en tu página, seguramente querrá compartir sus datos de contacto para que de esa manera puedas contactarte con y ofrecerle tus servicios o productos.

4. Contenido atractivo

Además de la calidad en el contenido, debes elegir una temática que atraiga a posibles seguidores o clientes. Es decir, debes apuntar a un contenido moderno, original y que no abunde en la web. Una manera de saber cuáles temas elegir, es analizando a los sitios web relacionados a tu temática que mejor posicionan. También puedes valerte de herramientas tales como Quicksprout para saber cuáles son los contenidos que mejor flujo tienen en las redes sociales y los principales motores de búsqueda.

5. Contenido variado

Una buena manera de atraer la atención de diferentes tipos de usuarios de la web, es ofreciendo diferentes formatos de presentación para la información que brindarás en tu sitio. Por ejemplo, puedes utilizar imágenes, vídeos, infografías, noticias, guías o tutoriales, material descargable. Para así también darle un poco de dinámica a tus publicaciones y que no sean siempre monótonas y estructuradas.

6. Contenido útil

La mayoría de las búsquedas que se realizan tanto en Google como en otros buscadores. Se relacionan con la resolución de algún problema o duda, por eso el contenido que más éxito tiene en la web; es aquel que ayuda a que los internautas resuelvan sus problemas o bien, el que los ayuda a aprender algo. De esta forma puedes utilizar tutoriales o guias para ayudar a aquellos usuarios que lo necesitan. Si a esto le sumas calidad y variedad, seguramente podrás conseguir bastantes conversiones.

7. Usa tu contenido para mejorar tu estrategia SEO

Recuerda que si el buscador no puede indexar tu contenido. Entonces no aparecerás en sus resultaos, por eso cuando generes el contenido de tu web. Ten en mente que no solo estás creando el material para tus usuarios, sino también para los motores de búsqueda.

8. Interactúa

En la era de las redes sociales, nada más importante que interactuar con tus clientes y usuarios. Los botones sociales en las páginas web son vitales hoy en día para que así todos aquellos que encontraron útil o interesante tu información puedan compartirla con sus conocidos. Esto te da la posibilidad de que el tráfico web no solo provenga de los buscadores.