La desorganización literalmente puede costarte tu empresa, en algunos casos, a toda tu familia. Ser desorganizado puede generar un enorme estrés. Las cosas a menudo no se hacen a tiempo, todos llegan tarde a todas partes, y probablemente nunca sepas por dónde empezar, y ni siquiera estés listos para comenzar cuando se deba.

Todo este estrés causado por la desorganización también puede afectar tu salud. No es bueno vivir en el desorden crónico. Si te consideras desorganizado, aquí hay siete razones posibles que puedes evitar para así mejorar tu rendimiento profesional y personal.

1) No tienes un sistema

Si alguna vez tuviste un trabajo que ya tenía organización y sistemas, es probable que hayas logrado mantenerte enfocado, al menos para ese trabajo. Todo tenía un lugar, y todo tenía una razón, y había un orden establecido para hacer lo que se tenía que hacer. Eso es lo que tienes que establecer en tu negocio y tu vida si quieres tener éxito a largo plazo sin estrés.

2) No tienes el espacio correcto

Intentar dirigir una empresa sin el espacio que necesitas puede ser casi imposible. No significa que debes tener una oficina completa. Pero, como mínimo, necesitas un espacio donde puedas tener cómodamente tu computadora y un archivador plegable para mantener documentos importantes ordenados. “El espacio correcto” también puede ser solo el de tu ordenador, ya que muchas oficinas funcionan sin muebles extras.

3) Te falta foco

Si no tienes algo específico en lo que enfocarte, es posible que te encuentres haciendo un poco de esto, un poco de aquello y nunca hagas nada. Si estás desorganizado y literalmente corriendo en círculos en lugar de centrarte en cada tarea a mano, terminarás sintiéndote agotado sin terminar nada. Encuentra una forma de enfocarte en cada tarea hasta que tengas el resultado final. Después de todo, todo lo que pase es importante.

4) Tienes demasiado en tu plato

Muchas personas se desorganizan debido al simple hecho de que tienen demasiado cosas para hacer. Si encuentras que estás en esta situación, entonces necesitas ayuda. Encuentra tareas que no te agraden y externalízalas a personas que les gusta hacerlas, que probablemente las hagan mejor y en un menor tiempo que tú. Recuerda que tu tiempo tiene un valor. Si puedes dedicar horas a tareas que te gusten y generen dinero, entonces deberías intentarlo.

5) Tiendes a posponer las cosas

Muchas personas afirman que funcionan mejor en el último momento. Escucharás a todo tipo de personas decir eso. Pero, simplemente no es verdad. Nunca sabrán qué tan bien podrían haber hecho algo si se hubieran dado el tiempo para hacerlo. Así que es realmente difícil de decir. Si tiendes a posponer las cosas, debes llegar al fondo del porqué. A veces, la postergación es un síntoma de otro problema.

6) Crees que la multitarea es buena

Uno de los mayores errores de la última década es la idea de que la multitarea es buena o incluso algo que las personas pueden hacer bien. La verdad es que los estudios han demostrado muchas veces que la multitarea no funciona. Escucha este programa de NPR de mayo de 2013 que habla sobre el tema.

Enlace – http://www.npr.org/2013/05/10/182861382/the-myth-of-multitasking

7) Tomas decisiones precarias

Muchas personas que están desorganizadas también eligen decisiones pobres. Pasan demasiado tiempo tomando una decisión, y a menudo esperan tanto que no hay remedo que valga. Por lo tanto, hacen lo que creen que son decisiones fáciles y rápidas para seguir acumulando más tareas que no sabrán concluir.

Puedes aprender a ser organizado. Si no lo has intentado anteriormente, elije una cosa a la vez para trabajar cada mes, haz un plan por 30 días y luego añádelo al mes siguiente. Si lo intentas y todavía tienes problemas para tener éxito, hay entrenadores y consejeros que pueden ayudarte. Un gurú de la organización muy popular en línea es FlyLady.net, que tiene muchas formas diferentes de ayudar. Acá un enlace:

Enlace – http://www.flylady.net/

¿Te identificas con algunas de estas razones?