Con una lluvia de ideas, algunos objetivos y un gran tema con valor estarás listo para comenzar a crear un plan de contenido ganador. Sin duda alguna esto te ayudará a mantenerte organizado, enfocado y productivo.

A medida que tu negocio crece, puede ser difícil administrar y buscar todo tu contenido. Un plan de contenido te ayudará a estar al tanto de todo para que no solo no te pierdas de nada, sino que también puedas maximizar tu información y obtener los mejores resultados.

Pero antes de empezar, debes preguntarte ¿qué es un plan de contenido?

Es simplemente un esquema detallado de lo que vas a publicar, su objetivo y su fecha de publicación. Su plan también puede incluir:

Te dejamos algunas sugerencias para incluir en tu plan de contenido:

Notas de creación: ¿Quién está creando el contenido y qué es lo que necesitan? Por ejemplo, si contrata a un escritor fantasma para crear sus publicaciones de blog.

Fechas límite: ¿Cuándo debe completar la investigación de temas? ¿Cuándo quieres subir y programar el contenido en tu blog? ¿Cuándo necesitas obtener los gráficos de su diseñador para tu informe?

Análisis y seguimiento: ¿Cómo se medirá el éxito? ¿Cuáles herramientas vas a utilizar?

En resumen, su plan de contenido incluye toda la información relevante sobre su tema. Hay algunas preguntas clave que querrá responder antes de crear su plan.

Organización: ¿Cuál es el mejor formato para su plan de contenido? Por ejemplo, ¿trabajas mejor con lápiz y papel? Si es así, puedes crear una versión escrita. ¿Prefiere las herramientas de planificación digital? Pruebe un calendario en línea o un sistema de administración de contenido.

Longitud: ¿Con cuánto tiempo de anticipación deseas planificar tu contenido? Considere planear por lo menos un mes antes. A menudo es mejor organizarse durante tres meses para crear un enfoque más racional. Sin embargo, para algunas personas puede resultar demasiado tiempo.

Programa: ¿Cuándo revisarás tu plan de contenido? Esto a menudo depende del enfoque. Si creas el contenido de un mes en uno o dos días, entonces solo puedes revisar tu plan mensualmente. Si crea contenido semanalmente, probablemente querrás revisar tu plan con más frecuencia.

No dejes nada por fuera…

Comienza a escribir tus ideas sobre un tema. Decide cómo organizar mejor tu información y también la frecuencia de publicación. Pregúntate qué clase de contenido puedes utilizar para comenzar, si lo vas a escribir tú o vas a subcontratar a alguien más para que lo haga.

¡Confía y genera buenas ideas!